Rojkind

rojkind
Un juguete es un objeto que nos invita a aprender, inventar y a descubrir los límites de nuestra imaginación. Jugar, fue lo que Michel y Nina Rojkind (la hija de ocho años de Michel) hicieron para crear esta casa. Descubrieron que el constante juego entre los contrastes y las formas, creaban una pieza única que se convirtió en un objeto de gran valor artístico y funcional.

La casita para perros de Rojkind, nos invita a jugar y a descubrir sus 13 diferentes caras, las cuales se les puede dar diferentes funciones. El contraste entre las tonalidades de las maderas, crean una especie de ilusión visual que convierten las múltiples formas de la casa en una experiencia enriquecedora.

Sin duda, la casa de Rojkind es un resultado divertido e innovador la cual rectifica lo que decía Einstein “la creatividad es la inteligencia divirtiéndose”.