Taller 13. Arquitectura regenerativa

trece
Muchas veces la genialidad nace al hacernos las preguntas correctas. En Taller 13, dieron con una pregunta tan simple pero poderosa, la cual los llevó a una respuesta ideal para el proyecto Dogchitecture, ese cuestionamiento fue: ¿Qué es lo que más le gusta a un perro? La respuesta que encontraron es que a los perros les encanta estar con sus amos. Desde hace miles de años ha existido esta convivencia entre especies y era algo que no podía pasar por desapercibido.

Celebrando la unión entre el perro y el humano, Taller 13 desarrolló este proyecto que crea un espacio único para las dos especies. La forma hexagonal de la casa, permite que haya un respaldo cómodo para el humano, y una “madriguera” perfecta para el descanso  del perro. Así los dos amigos están unidos en un mismo espacio y por un mismo elemento.